CONTRA LA CAZA ILEGAL DE AVES MIGRATORIAS EN ESPAÑA
El silvestrismo es la captura de jilgueros, verderones, verdecillos, pinzones, canarios o pardillos para su adiestramiento para el canto, cría en cautividad e hibridación con otras especies. Esta modalidad de caza contraviene la Directiva 79/409/CEE, relativa a la conservación de las aves silvestres.

La conocida como "Directiva Aves" prohíbe, con carácter general, la captura de cualquier especie de ave, a excepción de las especies de aves cinegéticas. No es el caso de los fringílidos, que en consecuencia, no deberían poder ser capturados con fin alguno.

Aludiendo a la necesidad de obtener ejemplares silvestres para la cría en cautividad de las especies cuyo canto se quiere mejorar, los miembros de asociaciones silvestristas capturan en pro de su "afición", cientos de miles de aves todos los años.

Para los silvestristas, la captura de aves silvestres está justificada ya que los principales objetivos de su afición son la mejora de las
aptitudes cantoras de las aves y una ampliación del espectro cromático del plumaje de los pájaros cantores. Estas mejoras en el canto y el plumaje, se consiguen mediante el cruzamiento de los ejemplares más aptos, y el posterior "adiestramiento" en las técnicas cantoras o la hibridación entre especies muy similares genéticamente.

Por lo tanto, argumentan que necesitan capturar ejemplares silvestres suficientes como para tener un stock de aves suficientemente alto como para asegurar que no se producirán problemas de consanguinidad durante los cruzamientos. Pero hoy en día, la cría en cautividad es una realidad constatada y ya no es necesario el denominado "stock cautivo".

SEO/BirdLife ha solicitado en numerosas ocasiones a distintas administraciones públicas que NO se autorice la captura de fringílidos para silvestrismo. Y además, ha informado en repetidas ocasiones al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, la ilegalidad que resulta esta práctica.
Existen multitud de denuncias e informes técnicos que demuestran que, entre los objetivos de la captura de fringílidos, no siempre está la mejora del canto o del cromatismo del plumaje, sino también la captura para la utilización de las aves como vianda, en forma de "pajaritos fritos", tapa desgraciadamente famosa en muchos bares españoles, o como acompañamiento para el aderezo de paellas y otros guisos.

En la actualidad, solo Cataluña cuenta con una normativa (Ordre AAM/29/2011), que no permite, por ahora, la captura de aves fringílidas. En Asturias no se practica, aunque no existe regulación y en Navarra se ha empezado a practicar recientemente, aunque tampoco cuenta con una regulación específica. Andalucía y Valencia, son sin duda las comunidades autónomas donde más capturas se realizan, estimándose en cientos de miles las aves capturadas cada año.

Síguenos en:   
Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en You Tube
BirdLife


www.cazailegalaves.es All Rights Reserved 2011